Un nuevo servicio de Clases Particulares con un Entrenador Personal que te seguirá en todo momento durante tu entrenamiento.

¿Para qué sirve un entrenador personal?

La obsesión por una figura esbelta, combinada con buena salud, hacen que las personas busquen alternativas para lograrla a como de lugar.

En el mundo de hoy, donde las personas reciben constantes ráfagas de información y publicidad  por diferentes medios, la competencia por tener el cuerpo perfecto, la silueta más estilizada, los músculos mejor marcados y excelente condición física, es casi una obsesión.

Sin embargo, de la mano con la estética, mantenerse sano también es una prioridad. Por eso, los entrenadores personales son una opción que cada día toma más fuerza en lo que a equilibrar cuerpo y salud se refiere.

El beneficio de tener un entrenador personal es darle continuidad a un programa de ejercicios personalizado, es decir, diseñado exclusivamente para cada quien, de acuerdo con sus objetivos y necesidades. Te guiará de manera segura y sana, para conseguir tus metas, bien sea pérdida de peso, desarrollar fuerza, aumentar flexibilidad o mantener un buen estado físico en general.

¿Qué son los Abdominales Hipopresivos?

Ahora disponemos de nuevas Clases Abdominales Hipopresivos. Conoce cómo pueden ayudarte.

Los abdominales hipopresivos son abdominales que se basan en la presión y en la tensión y que pueden sustituir a los abdominales tradiciones.

Los ejercicios hipopresivos nos aportan numerosos beneficios más allá de ayudarnos a reducir cintura. Estos son algunos de ellos:

  • Mayor higiene postural. Fortalece las lumbares y baja los hombros.
  • Aumenta la capacidad pulmonar y mejora el control respiratorio.
  • Tonifica brazos, piernas y faja abdominal.
  • Ayuda a ser consciente de la parte inferior de tu cuerpo y a controlarla.
  • Prevención de todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, curales, vaginales…)
  • Aumenta y regula los factores vascularizantes siendo eficaz en prevenir y solucionar edemas y piernas pesadas.
  • Previene lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general, proporcionando una eficaz protección lumbo-pélvica.
  • Desaparecen o se mitigan los escapes de orina.
  • Mejora la función sexual de la mujer y el hombre.
  • Como todo ejercicio físico, proporciona bienestar y placer.

La práctica del método hipopresivo es algo complejo y se requiere de un ritmo de ejecución, un tiempo determinado -que va de los 20 a los 35 minutos dependiendo de los objetivos-, y un seguimiento por parte de un profesional. “No es algo que se debiera hacer sin la supervisión de un entrenador, al menos en el proceso de iniciación. Además, resulta imposible aprender por uno mismo y podemos incurrir en posturas incorrectas que incluso puedan perjudicarnos”.

Pregunta en recepción como usar nuestro exclusivo servicio de Entrenador Personal.